Desarrollo del bebé: agarrar y coger un objeto

Hay muchas etapas importantes en el desarrollo de tu bebé, entre ellas la capacidad de extender la mano y agarrar un objeto. Esta etapa crucial suele producirse entre los 4 y los 7 meses y ayuda a reforzar la motricidad fina y las conexiones sensoriales de tu bebé. Si animas a tu hijo a agarrar y explorar los juguetes, estimularás su desarrollo y reforzarás su capacidad de prehensión. Es importante vigilar y estimular el desarrollo de tu bebé durante estas primeras etapas cruciales para garantizar un desarrollo sano y equilibrado. Es el primer paso hacia autonomía para comer, escribir, leer o dibujar, así como para cuidarse.

La importancia de la prehensión para el desarrollo del bebé

A medida que los bebés crecen y desarrollan sus habilidades motoras, uno de los primeros retos a los que se enfrentan es aprender a coger y agarrar objetos. Se trata de una etapa crucial en el desarrollo del bebé, ya que le permite descubrir su entorno e interactuar con él, además de desarrollar la destreza y la coordinación mano-ojo.

La capacidad de alcanzar y agarrar objetos es un indicador clave del desarrollo motor del bebé. Esto significa que esta capacidad es un indicador de lo bien que se están desarrollando juntos el cerebro y los músculos del bebé. También puede ayudar al bebé a desarrollar otras habilidades importantes, como la capacidad de sujetar, controlar, manipular y utilizar objetos.

Además, agarrar puede ayudar a los bebés a desarrollar la confianza y el sentido de la independencia. Al ser capaces de agarrar y controlar objetos, los bebés pueden sentirse más en control de su entorno y más seguros de sus capacidades. También puede aumentar su curiosidad y su deseo de explorar o aprender, lo que puede contribuir a su desarrollo general.

Los diferentes tipos de agarre en los bebés

Existen varios tipos de prensión en los bebés, cada uno asociado a una etapa diferente del desarrollo motor. Los tipos más comunes son

  • Sujeción con pinzas : Este tipo de prensión se produce cuando los bebés utilizan las yemas de los dedos para alcanzar y agarrar objetos. Suele ser el primer tipo de prensión que se observa en los bebés y suele asociarse a la etapa de desarrollo comprendida entre el nacimiento y los 8 meses.
  • Agarre palmar : Este tipo de prehensión se produce cuando los bebés utilizan las palmas de las manos para coger y agarrar objetos. Esta habilidad suele adquirirse entre los 8 y los 12 meses.
  • Empuñadura cilíndrica : Este tipo de prehensión se produce cuando los bebés pueden agarrar y sostener objetos cilíndricos, como palos, tubos o vasos, utilizando los dedos y las palmas de las manos. Esta habilidad suele adquirirse entre los 12 y los 18 meses.
  • Empuñadura digital : Este tipo de prehensión se produce cuando los bebés pueden alcanzar y agarrar con los dedos objetos más pequeños y finos, como juguetes pequeños. Esta habilidad suele adquirirse entre los 18 meses y los 2 años de edad.
  • Empuñadura de índice pulgar : Este tipo de prehensión se produce cuando los bebés pueden agarrar y sostener objetos más pequeños y finos utilizando el pulgar y el índice. Esta habilidad suele adquirirse entre los 2 y los 3 años.

Los bebés pueden pasar por distintas etapas de desarrollo de la prensión en distintos momentos y a distintos ritmos. Algunos bebés alcanzan antes que otros el agarre con el índice del pulgar, mientras que otros pueden tardar más en llegar a esta etapa. El estímulo y las oportunidades de práctica adecuadas pueden ayudar a estimular el desarrollo de la prensión de los bebés.

¿A qué edad empieza el bebé a coger cosas?

Los bebés pueden empezar a agarrar objetos con las manos desde que nacen o en las primeras semanas de vida. Sin embargo, tardarán al menos un año en dominar la capacidad de agarrar y apretar objetos con las manos. Los bebés empiezan a trabajar esta habilidad en torno a los 3 meses de edad y progresan con el paso de los meses. Al principio, utilizan el agarre de pinza, en el que utilizan las yemas de los dedos para agarrar objetos.

Con el tiempo, desarrollan otras habilidades de prehensión, como la prehensión palmar y cilíndrica, que les permiten agarrar objetos de diferentes formas y tamaños con mayor facilidad.

¿Cómo aprende tu bebé a coger cosas?

Un bebé coge un juguete que le entrega su madre

  • Desde el nacimiento hasta los 2 meses

Los bebés nacen con un reflejo de prensión. Si coges la mano de tu bebé, instintivamente doblará sus deditos hacia los tuyos. Es lo que se conoce como reflejo arcaico o de prensión. Los movimientos son instintivos y no voluntarios durante las primeras ocho semanas de vida. El bebé suele agarrar las manos durante los primeros días y luego empieza a cerrarlas y abrirlas para mirarlas. El niño puede intentar agarrar objetos como un peluche.

  • 3 meses

Puede que tu bebé no sea capaz de agarrar los objetos que quiere, pero puede seguir dando golpecitos a los juguetes. También está desarrollando la coordinación mano-ojo. Se fija en los objetos que le interesan e intenta agarrarlos. Una alfombra de juegos es útil en esta etapa, ya que permite a tu hijo tumbarse sobre una superficie blanda y flexible y luego mover las manos hacia los pequeños objetos que cuelgan sobre él.

  • De 4 a 8 meses

A los cuatro meses, tu bebé ya puede coger objetos grandes, como bloques. Sin embargo, no podrá coger objetos pequeños, como cuentas, hasta que haya desarrollado la fuerza en los dedos. Cuando nace el primer diente (normalmente entre los 3 y los 12 meses) La capacidad de tu hijo para coger objetos y llevárselos a la boca. Si está comiendo alimentos sólidos y no puede sostener una cuchara, puede intentarlo.

Puedes llevarte un objeto a casa y luego pasártelo de una mano a otra. Es el momento ideal para poner los objetos de valor fuera de su alcance y empezar a construir un hogar seguro.

  • 9-12 meses

Ya es capaz de coger objetos con facilidad y puede que pronto muestre afinidad por su mano derecha o izquierda. La mano dominante es más fuerte y ágil, pero será difícil saber si es diestro o zurdo hasta que tenga dos o tres años.

También está trabajando la prehensión fina, que le permite coger objetos pequeños, como perlas, colocando el pulgar entre el índice y el pulgar. Ahora que está bien organizado, puede utilizar un tenedor y una cuchara a la hora de comer.

Una niña dibuja con pintura

Actividades y ejercicios para ayudar a los bebés a desarrollar su capacidad de prehensión

Hay una serie de actividades y ejercicios que puede realizar para favorecer el desarrollo de la capacidad de prehensión del bebé:

  • Artículos de oferta para coger: Ofrece a tu bebé objetos de colores que sean fáciles de sujetar, como cubos, una caja de juguetes, etc. bola de agarre Montessori, anillas de plástico o libros de cartón.
  • Mantén los juguetes al alcance de la mano: Coloca los juguetes al alcance de tu bebé, para animarle a alargar la mano y cogerlos.
  • Hacer plastilina : Trabajar con plastilina puede ayudar a desarrollar el agarre fino de los dedos y la coordinación mano-ojo.
  • Estimular la prehensión con los alimentos : Ofrécele alimentos fáciles de coger y agarrar, como zanahorias o guisantes, para ayudarle a desarrollar la prehensión.
  • Jugar con juguetes apilables: Los juguetes apilables pueden ayudar a desarrollar la precisión de agarre y la coordinación mano-ojo.

Desarrollo de la motricidad fina en los niños

Cuando tu hijo haya adquirido la capacidad de coger y lanzar objetos, podrá empezar a explorar su entorno de una forma más activa. Puede tirar juguetes al suelo y recogerlos, lo que puede ser un juego divertido para él. Al año y medio, tu hijo puede jugar con una pelota y explorar objetos girándolos y manipulándolos.

A los 2 años, puede empezar a desarrollar su creatividad, lo que puede traducirse en un interés por los lápices, el dibujo y la escritura. Por último, a los 3 años, su hijo puede empezar a explorar las formas de las letras e incluso intentar escribir su nombre. Es importante tener en cuenta que las etapas de desarrollo pueden variar de un niño a otro.

Su papel como padre en este proceso de aprendizaje

Como padre, tienes un papel importante que desempeñar en el proceso de aprendizaje y desarrollo de tu hijo. Puedes ayudar a tu bebé a mejorar su capacidad de prensión ofreciéndole una variedad de objetos diferentes con los que jugar y practicar.

Para estimular el reflejo de prensión de tu hijo, coloca un objeto o juguete de color ligeramente fuera de su alcance para estimular su deseo de cogerlo. No lo coloques demasiado lejos, para que no se desanime. Dale objetos variados que sean fáciles de coger con una mano, como cubos, anillas de plástico o libros de cartón. Cuando esté concentrado en mejorar su capacidad de prensión, ayúdale a coger alimentos como zanahorias o guisantes. Utilizará una cuchara y un tenedor cuando se sienta seguro.

¿Qué debo hacer si estoy preocupado?

Es importante que hables con tu médico si te preocupa el desarrollo de tu hijo, sobre todo si no muestra interés por los juguetes a las 8 semanas o no los coge a los 9 meses. El médico podrá evaluar el desarrollo de su hijo y darle una idea de lo que puede esperar.

En definitiva, el desarrollo de tu bebé es un proceso continuo y único. Como padre, es importante apoyarle en cada etapa ofreciéndole oportunidades para jugar y explorar el mundo que le rodea. Y si tienes alguna duda, no dudes en consultar a un profesional sanitario para que responda a tus preguntas.

Deja un comentario

es_ESSpanish